“El gran escultor”es el segundo disco como líder de Sebastián Mazzalupo y el primero para el sello Kuai.  Al frente de un cuarteto que completan Miguel Marengo, Juan Bayón y Carto Brandán, el saxofonista entrega un puñado de canciones de su autoría para completar un trabajo de singular calidad. El miércoles 9, el Mazza Cuarteto se presenta en la noche del Boris. 

mazzalupo

Fotografía de apertura: Laura Tenenbaum

Quizás no sería arriesgado pensar que la historia del jazz en la Argentina se podría reconstruir a partir del protagonismo de sus saxofonistas. Un puñado de nombres que contagiaron personalidad a la escena local y que seguramente tendrían al Gato Barbieri como figura emblemática, por trascendencia y personalidad.mazza-paula cainzos

No es por caso aquí citar otros nombres (toda lista es de por sí arbitraria), pero si es interesante conocer que esa tendencia permanece. Y que las últimas generaciones siguen dando muestras de talento y creatividad. Sebastián Mazzalupo, con su nuevo trabajo discográfico, “El gran escultor”, se anota por mérito propio en ese exclusivo listado.

Editado por Kuai sobre el segundo semestre del año, este segundo disco de Mazzalupo como líder agrupa ocho temas propios,  en los que alterna con creatividad y buen gusto pasajes de enérgico hard bop con la suave sutileza de las baladas.

El disco abre con el contagioso ritmo de “Bonito”,  con el saxo de Mazzalupo presentando la melodía y el piano de Miguel Marengo a pura improvisación, sostenidos por la base de Carto Brandán y Juan Bayón, dos nombres que de por sí auguran un alto standard de calidad.

“Ya veremos”, el segundo corte del disco, no deja decaer la atención con una energía contagiosa, de esas que hacen mover los pies sin pensarlo, con Mazzalupo y Marengo alternando protagonismo. “Recitado” inaugura el tiempo de las baladas, todo un desafío para los tenores, del que Mazzalupo sale airoso, tanto en su rol de instrumentista como en el de compositor.disco

Pero quizás sea “El gran escultor” el que mejor resuma la personalidad del músico. Uno de esos temas que a medida que crecen conducen por distintos paisajes. El tenor que dibuja una melodía suave y “querible”, de esas que pronto se adhieren y demandan complicidad; junto a un piano que responde buscando nuevos horizontes, pero sin dejar cierta tensión subyacente, como de pasiones contenidas.

El bopero“De idas y venidas”, “Que será”, con especial lucimiento de Marengo, la fuerte rítmica de “No te alteres”, con Mazzalupo lanzado a pura improvisación respaldado por la solvencia de Bayón y Brandán, que aquí se luce con un par de solos;  anticipan el cierre.

Y ese  final llega con “Casi una de amor”, una delicada balada que Mazzalupo hace a dúo con Juan Bayón en contrabajo. Poco más de cuatro minutos que alcanzarían para justificar todo un disco. Un final perfecto. De esos que permanecen en el aire cuando el disco deja de girar, reclamando su lugar en la memoria emotiva.

mazza grupo

 

Mazza Cuarteto

Sebastián Mazzalupo, saxo

Miguel Marengo, piano

Juan Bayón, contrabajo

Carto Brandán, batería

Miércoles 9 de noviembre. 21.3o

Boris Club. Gorriti 5568.

Tel 477-oo12