Comenzó tomando clases con Adriana Lestido, toda una institución en el fotoperiodismo, pero pronto supo hacerse de un estilo que la distinguió. Hoy Martha González es una de las más solicitadas profesionales del medio. Con ella, completamos la tercera entrega de la serie fotógrafos de jazz.

El arte y la fotografía de arte fueron siempre de la mano para Martha González. Desde sus inicios, cuando estudió fotoperiodismo con Adriana Lestido o fotografía de teatro en el Centro Cultural Ricardo Rojas primero, y en el General San Martín después, los escenarios estuvieron en el centro de su lente.

Más acá en el tiempo y en colaboración con su colega Marta Casabene, el jazz comenzó a ocupar buena parte de su inquietud profesional, sumando su arte al arte mismo de la música. Ahora, de manera independiente, Martha González sique recorriendo escenarios, cámara en mano, buscando el instante íntimo de la creación.

¿Qué tiene de especial  la fotografía de jazz que la distingue de otras artes?

No sé, quizás se refleje el clima que se vive en el lugar…la música, la pasión con la que se interpreta, la onda de los músicos…

¿Y vos qué buscás íntimamente cada vez que enfocás un músico en pleno show?

Los indios decían que al sacar las fotos le sacaban algo de su alma… puede ser. Creo que cada persona tiene una luz que refleja. Quizás sea eso. trato de captar y capturar un poco de esa luz que emana de cada uno de los músicos.

¿Por qué la fotografía en blanco y negro sigue teniendo más protagonismo en el mundo del jazz?

La fotografía en blanco y negro sigue teniendo protagonismo, no sólo en el jazz. Creo que es más íntima, más cálida. No sé,  yo aún a las muestras que voy, sigo buscando la textura en las fotos blanco y negro. El color añade algo más que me distrae.

¿Sentís que por el hecho de ser mujer tenés alguna sensibilidad especial al momento de componer una foto? 

No para nada. La sensibilidad la tenés o no, seas mujer u hombre. Hay muchos hombres muy sensibles, fotográficamente hablando.

¿Y qué devolución recibís de los músicos que fotografiaste?

Muchísima buena onda, sobre todo una vez que te conocen a través de tus imágenes.

¿En qué momento del jazz te hubiera gustado estar, allí con tu cámara a punto de disparar?

Uff… En Nueva York de los años 40, sacándoles a Dizzy Gillespie, Charlie Parker, Thelonious Monk, entre otros.

¿Tenés alguna foto pendiente?  Algún músico o momento que aún no se te dio?

Todas. La mejor foto es la que estoy por sacar.

Serie fotógrafos de jazz
(Ver publicaciones anteriores) 
Anita Kalikies 
Laura Tenenbaum