Por segunda vez Laura Tenenbaum fue seleccionada por el Jazz World Photo como una de las mejores fotógrafas de la especialidad. Nuevamente uno de sus trabajos fue seleccionado entre los 30 que competirán por el premio mayor durante el festival Jazzinec, en la República Checa.

bill frisell

La gente colmaba la enorme sala del CCK. En el medio del escenario Bill Frisell, Tony Scherr y Kenny Wollesen  saludaban al público que los aplaudía de pie al finalizar su show.  Entonces, en medio de la ovación, los tres músicos giran, dan la espalda a la platea y posan para un único fotógrafo, solitario, apostado en un palco sobre el fondo del escenario. Allí, entre penumbras,laura tenenbaum grandes reflectores y una  maraña de cables, asoma la figura de Laura Tenenbaum, cámara en mano. Una foto distinta, personal, acababa de nacer.

En los últimos años muchas de esas  fotografías de Laura, como la de tantos otros colegas suyos, vistieron las páginas periodísticas con su arte. Pero pocas veces, como en este caso, el foco de atención está puesto en quienes siempre están detrás de las cámara. Son momentos extraños, poco usuales, en los que el protagonismo se invierte.  A menudo es un acto de justicia.

Hace un año atrás Laura, junto a Martha Gonzalez, había sido elegida para formar parte de la exclusiva muestra que año a año organiza el Jazz World Photo, entre profesionales de todo el mundo.

Ahora, el inicio de un nuevo año trae otras buenas noticias. Una de las fotografías de Tenenbaum, que tiene como protagonista a la pianista japonesa Hiromi en su último show en la Argentina, fue seleccionada entre las 30 mejores del mundo. (Foto al pie de esta  nota).spinetta

Para el Jazz World Photo 2017 se presentaron 213 competidores de 31 países distintos. El jurado seleccionó los 30 mejores, entre ellos  a la fotógrafa argentina, quien competirá entonces por el premio mayor que se entregará el 25 de marzo, durante los conciertos del Festival Jazzinec en Trutnov, República Checa.

Además la exposición, en su carácter de itinerante,  será presentada en distintas  galerías y en festivales en República Checa y otros países hasta la fecha de la entrega de premios, permitiendo la difusión de las obras ante un numeroso público que excede al que habitualmente sigue los circuitos jazzeros.

“Un fotógrafo debe ser invisible para poder entrar al alma del fotografiado” decía Laura Tenenbaum en una entrevista con argentjazz sobre finales del 2014. Solo que a veces esa invisibilidad se quiebra. Y el reconocimiento corporiza al artista. Hoy la fotógrafa argentina está entre los 30 nombres que fueron distinguidos entre los mejores fotógrafos de jazz del planeta. Bienvenida la luz.

hiromi

Para leer entrevista de Laura con Argentjazz, aquí

Para ver galería completa de seleccionados al Jazz World Photo, aquí