El Bebop Club cumplió cuatro años en la escena local con un promedio de 45 shows semanales en su local de San Telmo. Una variada programación que incluye mayormente jazz, pero no desdeña otras músicas de raiz negra. Para Gabriel Cygielnik, su programador desde un comienzo, se trata de disfrutar la música más allá de los preconceptos.

sanguinetti-plays-radiohead

¿Cuál fue la idea que dio origen a Bebop como un espacio de música?

Desde un principio la idea fue un club de jazz que fuera lo más abarcativo posible.  Que le llegue a la mayor cantidad de gente.  Que pueda ser accesible también a quienes no sean conocedores del  género en particular. Fue pensado como un club de jazz pero luego fue ampliándose a otras músicas. Hoy Bebop, más que un club de jazz es un club de música.gabriel

De todas maneras el jazz está muy presente en la programación   

Si, claro. Yo digo que nosotros programamos jazz atp, apto para todo público. La idea, como te decía, es que los no entendidos,  los no especializados, también disfruten de la música en un lugar agradable, con una cocina de calidad, buenos tragos, buena barra.  Todo puesto para que el momento sea muy agradable. Desde esa mirada está pensada también la programación.  De alguna forma siempre buscamos la raíz negra de la música. Puede ser jazz, pero también blues, funk, soul  o candombe rioplatense.  Tratamos de no irnos tan lejos para cuidar la propuesta.

¿Cómo surgió la idea de hacer  shows por la tarde?

Fue una idea que estaba desde el principio. Aldo, que es el dueño,  había recorrido los clubes de Nueva York antes de abrir Bebop. Y vio que allá los clubes tienen tres horarios para escuchar jazz.  A la tarde, a la noche y a la trasnoche.  Por eso ya vino con la idea desde un principio. Y si bien aquí hay otro volumen de público comparado con Nueva York, el insistía en que era posible hacer algo así acá. Y probamos y la verdad es que resultó muy exitoso.

Acá no se hacía…

No, claro, no se hacía. Por eso empezamos de a poquito proponiendo shows matinée.  Y de a poco fue funcionando.  A veces con más éxito que otras…pero yo recuerdo funciones con 120 personas un sábado a las seis de la tarde…El promedio actual es de 40 o 50 personas. Y es un horario muy lindo, porque ves un show, tomas algo y luego armás tu salida programada a un cine o a un teatro o te vas a cenar.  Distinto es el  caso de los turistas norteamericanos, que en ese horario vienen a cenar…pero son la excepción.

scott henderson

¿En estos cuatro años cuáles fueron los shows o las presencias que vos destacarías como relevantes?

Hay muchos que hicimos que fueron muy fuertes.  Voy a citar músicos de afuera. Me acuerdo del show de Robben Ford y  el de Scott Henderson, dos guitarristas top.  Me acuerdo cuando vino Larry Carlton. No hizo un show en el Bebop, pero estuvo aquí ensayando antes de su actuación en el teatro Coliseo…estuvo muy bueno.  También destacaría todos los shows de producción propia que hicimos.  Los de George Garzone, que este año regresa, y  los de Jacques Morelembaum,  tuvieron muy buena aceptación del público…

También estuvo Miguel Zenón…

Sii, claro, Miguel Zenón.  Una maravilla.  Fue una experiencia increíble. La música que él hace es de un nivel increíble. Es un músico muy reconocido en los Estados Unidos y fue muy fuerte tenerlo aquí.  Traerlo y hacerlo tocar en el club.

2509477w740

¿Van a continuar los shows internacionales?

Si. Los de este año ya están programados.  Ahora en marzo viene George Garzone, que  va a tocar con Leo Genovese, Mariano Loiácono y Eloy Michelini.  En abril vuelve con su trío Jaques Morelenbaum y  para el Día Internacional del Jazz traemos a Antonio Hart, que es un saxofonista muy interesante. El  va a tocar con Loiácono, Michelini, Jero Carmona y Ernesto Jodos. Para julio traemos a la cantante brasileña Rosa Passos.  En septiembre estamos viendo de traer al pianista Aaron Goldberg y para octubre al bajista Jeff Berlin.

Lo  bueno de la llegada de estas figuras internacionales, más allá poder verlos, es que también son una buena oportunidad para los músicos argentinos, que pueden tocar con ellos.

Totalmente. Está claro que no dan los números si vos querés traer una figura con su propio quinteto. Entonces es una buena opción traerlo solo y que aquí se  le sumen buenos músicos argentinos. Y esto de alguna manera favorece la escena local. Como esta idea de cruces que ya había implementado Adrían Iaies en el Festival…

antoniocopy

Y también un fogueo interesante para el músico local.

Claro. Hoy mencionábamos a Miguel Zenón. La música de él es muy compleja. Y  los  chicos que tocaron acá con él tuvieron que esforzarse mucho para ponerse a la par. Y lo lograron. Pero les costó. Porque es otro nivel. Es un primer nivel internacional. Y los músicos argentinos crecen con eso. Como también crece el entendimiento del público. Más allá de lo comercial, yo creo que este tipo de cruces nos beneficia a todos…

Imagino que debés recibir muchos pedidos para poder tocar acá y que siempre será mucho más lo que rechazás que lo que aceptás.

Mi trabajo es filtrar, lamentablemente. Trato de ver las mejores propuestas para el club. Es la única manera en que esto pueda seguir.  Hay cosas muy buenas que quedan afuera, porque no tengo manera de programarlo. Hay muchas cosas que a mí en lo personal me encantan, pero que tengo que dejar afuera de la programación…Nosotros hacemos entre 45 y 50 shows por mes. Es muchísimo para un club. Pero también, es cierto, que es mucho lo que queda sin poder ser programado…

23658753_1648031335257837_2028497344704131021_n

¿En qué medida incide tu gusto personal en el armado de la programación?

Me aíslo bastante de mi gusto personal.  Yo soy periodista y entonces abordo la música desde otro lado. Analizo a la gente que viene,  pienso qué busca en un club de música y yo trato de dar respuesta a eso. Y a un tiempo darle lugar a los músicos que hacen cosas muy buenas.  Si yo programara solo por mi gusto personal, haría algo totalmente distinto.  Pero vendría  al club sólo la gente que coincide conmigo… Tiene que haber un equilibrio entre la propuesta, el público y el club.

¿Programarías algo que a vos no te gusta o que no irías a ver?

Si. Lo hice mil veces.  A mí hay músicas que no me llegan, como nos pasa a todos.  Por ejemplo el free jazz a mi no me llega. Ahora reconozco sus valores  y sé que hay espacios donde esa música se desarrolla, que tiene sus impulsores y también tiene su público. Pero igual aquí lo hemos programado.afiche Tony Malaby vino al Bebop a hacer su música varias veces…hizo free con Leo Genovese. Como sede del Festival Internacional tuvimos free acá también.  Yo creo que mucho más allá de lo que pueden ser mis gustos personales,  hay un público que gusta de eso y que se merece poder escucharlo en un lugar como Bebop.

Bebop Club

Moreno 365.  San Telmo. Caba

Para conocer la cartelera de Bebop, clickea acá